viernes, octubre 16, 2015

La catedral de los negros, en Corregidor



manzoni, gala, battista...

En el barrio de Palermo, que al escritor cubano Marcial Gala (La Habana, 1965) le recuerda a Borges, y en la librería Gandhi, ocurrió ayer la presentación de su novela La catedral de los negros, “historia deslumbrante, casi surrealista”, al decir del narrador argentino Vicente Battista, uno de los presentadores junto a  Celina Manzoni.

Manzoni, Doctora en Letras por la Universidad de Buenos Aires y especialista en literatura latinoamericana, aseguró que el libro –ahora presentado por la prestigiosa editorial Corregidor dentro de la colección Archipiélago Caribe- tiene muchas razones para gustar a los lectores; y subrayó la estructura, pues se trata de una historia armada a partir de diferentes voces, hecho que “democratiza la narración”.

Otro aspecto destacado por Manzoni, prologuista además de la edición, es el lenguaje popular encontrado en la novela y que, según confesó, lo ha advertido “pocas veces en la literatura cubana”.

Battista, por su parte, evocó su reciente amistad con el autor, no así con Cuba y algunos escritores e instituciones como Casa de las Américas, donde ha fungido como jurado. La última vez que lo hizo sucedió en el 2006 y entonces premiaron el libro de cuentos Dichosos los que lloran, de Ángel Santisteban.

Semejante relación con autores, todavía jóvenes y consagrados, le autorizaba para incorporar a su plática aseveraciones tales como que “el barroco caracteriza la literatura cubana”, y por ende a este novela; o que la narrativa escrita en la isla parte “del desencanto, aun cuando la revolución cubana llegara a triunfar.”

Con la reciente edición de Corregidor, La catedral de los negros llega al público argentino por primera vez, aunque es título conocido en la Isla dada su edición por Letras Cubanas en 2012 al merecer el Premio Alejo Carpentier y, en el año de su entrega, el Premio de la crítica.

Marcial Gala, que también cultiva la poesía y el ensayo, y cuenta con una obra elogiada por la crítica, explicó que esta segunda edición de su novela ha sido ampliada.
“Había momentos resumidos que tomé el cuidado de ampliar. Creo que la novela ha ganado mucho”, dijo. 
También aseguró que más que cubano se siente "escritor cienfueguero", y recordó que "en Cuba por un tiempo existía la idea de que en Cienfuegos no había escritores, porque no se escribía". 
La colección Archipiélago Caribe, que dirige María Fernanda Pampín, ha publicado a los autores Eduardo Lalo (Puerto Rico), Edgardo Rodríguez Juliá (Puerto Rico), Antonio José Ponte (Cuba) y Aurora Arias (República Dominicana).