miércoles, julio 04, 2012

El tronco e` yuca y la vida moderna


Según el periódico barcelonés La Vanguardia, una televisora de los Estados Unidos debió advertirle a sus televidentes que las sirenas no existen más en la fantasía. Resulta que más de uno quedó confundido con un programa de ficción. En pleno siglo XXI hay personas tan ignorantes como en el medioevo. Es célebre la anécdota donde Orson Welles timó a muchos oyentes luego de una trasmisión que versionaba la novela La guerra de los mundos de H. G. Wells. Pero eso sucedió hace mucho. Sin embargo, se mantienen los ignorantes. Y no sucede solo en los Estados Unidos, donde han llegado a pedirle al gobierno que confirme la existencia de vida extraterrestre después de una serie de tv. También pasa entre nosotros. Los artistas hacen el cuento. Más de uno fue agredido porque el televidente vio en él al villano que interpretaba en la telenovela. Y habría sido capaz de golpearlo con el bolso del pan si no lo sujetan a tiempo. Sé de adolescentes que confunden la vida de los Héroes, que no saben dónde queda Australia y que truecan una batalla en Angola con otra en Camagüey. He visto a profesores de la enseñanza superior ejemplificar con anécdotas inferiores al intelecto de estudiantes de la Primaria. El asunto de la incultura y el oscurantismo florece como la yerba después del aguacero. Si usted es de pequeña estatura, tenga cuidado. Por estos días está lloviendo bastante. Y no solo en la tv.