viernes, agosto 15, 2008

La conga maldita

Dicen que el problema exterior de nuestros Paseos y Comparsas de carnavales se debe a un asunto que corre por las venas de nuestra ciudad: una especie de orgullo, de rara vanidad que hace despreciar ciertas actividades por parecernos pedestre. La actitud podría demostrar una conducta elitista. Y en cierto sentido lo es, somos una población elitista. leer más...