martes, agosto 05, 2008

Antonia Eiriz, pintora cubana

A lo mejor no tenía rostro o el rostro era demasiado feo como para ser plasmado en un cuadro, lo cierto es que a Antonia Eiriz la muerte se le apareció como había imaginado en su obra La anunciación unos cuantos años atrás. Le apretó el corazón y Antonia quedó para siempre bajo el suelo norteamericano donde se encontraba de paso. Nada más de paso. Porque, aunque sus broncas en esta tierra no fueron escasas, se hallaba, dicen, dispuesta a regresar a esta; la Isla que también se honró con tener a una pintora tantas veces comparada con el maestro español Francisco de Goya.
leer más...