martes, enero 06, 2009

La revolución cultural de la Revolución cubana: el barroco latinoamericano sí existe.

1959 fue la luz en el túnel. Cuando la cultura oficial agonizaba y la tiniebla parecía anegarlo todo, una luz se vio inesperadamente. Y era la Revolución. Los artistas aplaudieron la circunstancia. Comenzaron a pujar por su derecho en años negado, vapuleado, pisoteado. Virgilio Piñera, escritor marginal como tantos, lo decía en una carta enviada a Fidel Castro: “En Cuba el escritor ha vivido al margen de la sociedad, escondido en su gabinete haciendo una obra de minoría, dirigida a la minoría”. leer más...