martes, mayo 13, 2008

¡Nos quemamos amor!, ¡nos quemamos…!

Dos días con las temperaturas más altas de Cuba. Casi 37 grados. Dentro de la casa parecía un «microwey», pero mi vivienda carece de ventanales cristalinos para mirar mientras uno se calienta (sin significados eróticos), así que la metáfora es lamentable. ver más...