martes, septiembre 02, 2008

Una joya del art déco

Sentados frente al Teatro mirábamos como una pequeña retroexcavadora recogía el escombro. Cuando hizo el mismo movimiento dos o tres veces notamos que, adentro, las cosas estaban cambiando. Había que atravesar una bocaza estrecha para saberlo. La transformación ocurre en el estómago de un edificio emblemático para los holguineros. leer más...