martes, julio 15, 2008

Aquellos días de la vocacional

Quienes han estudiado en un IPVCE, Instituto Preuniversitario de Ciencias Exactas, quedan marcados para siempre. Sus frentes carecen de signos como una cruz de ceniza, pero centímetros más adentro, en los pasadizos del cerebro, guardan como un tesoro aquellos días en que casi niños iban y venían por los gigantescos pasillos de la escuela, se amontonaban en el césped a conversar o esperaban divertidos frente a los albergues a que pusieran el agua. leer más...